miércoles, 15 de octubre de 2014

HISTORIA HATO MAYOR: BARRIO PUERTO RICO (1951-1960)


MANUEL ANTONIO VEGA

Los aires de bonanzas que imperaron en la vecina isla de Puerto Rico en el segundo quinquenio de la década de 1950 fueron extrapolados a Hato Mayor, donde residentes en la parte sur de la ciudad comenzaron a llamar a esa zona barrio Puerto Rico, por este tener símil con la isla de Puerto Rico.
Sus vecinos construyeron viviendas de calidad superior, con la ausencia de yaguas.
Este sector absorbió el de El Alto
La construcción de sus modernas viviendas con relación a las demás de la ciudad fue la  razón principal para que sus pobladores, de clases media y alta, designaran el sector con el nombre de Puerto Rico.
Desde antes de 1920, los terrenos donde es hoy el barrio Puerto Rico, era una comarca destinada a la realización de diversas actividades productivas, entre ellas agrícolas ganaderos, crianza de animales de todas clases y ordeño.

Antes de urbanizarse sólo estaba la casa campestre del Padre Montás, ubicada donde está hoy la residencia de la distinguida directora de la escuela Bernardo Pichardo. Licda. Maira M. Abreu.
También estaba la Monta y Remonta, lugar donde se encastaban animales de todas clases y especies, ubicada en los terrenos en que esta hoy la escuela Bernardo Pichardo.
Aquí operó la lechería de Nito Gómez, que estaba ubicada donde está hoy la planta eléctrica de CODETEL, en la calle Gastón F. Deligne.
El primer matadero municipal estuvo en este sector, donde  hoy está la residencia de la profesora Anatilde Santana viuda Santana, quien fungió como directora del Centro en el año 1979.
Existía un gran recurso natural que bordeaba la parte Este de la comarca, era el arroyo Paña Paña con sus aguas frescas y cristalinas que satisfacía la necesidades del pueblo.
DIVISIÓN GEOGRAFICA:
El barrio está ubicado entre la general Santana al Norte; Los terrenos de los Rondón al Sur; el arroyo Paña Paña al Este y la calle General Antonio Duvergé al Oeste.
Entre los primeros dueños o pobladores de terrenos se citan: El Padre Montás, Nito Gómez, Alejandro Laureano, Alberto Santana, Ramón Páez, Manuel Bueno, Andrés Díaz, Lourdes de León, entre otros.
Entre sus principales calles está la Duarte, Palo Hincado, Gastón F. Deligne, 30 de Mayo, Quirilio Vilorio, Sánchez, Felipe de Castro y Gral. Antonio Duvergé
CALLES
La avenida Duarte, que fue extendida hacia la década 1950.
Las personas de la comunidad de Puerto Rico mantiene tradiciones y preserva los valores culturales.
Ahora goza de comodidades, Iglesia, calles asfaltadas, aceras y contenes, una escuela, varios comercios, canchas club, dos play, servicio de bomberos, agua potable, alumbrado eléctrico.
El sector está ubicado en la parte Sur del pueblo de Hato Mayor del Rey.
Aquí esta la escuela Bernardo Pichardo, pionera de la educación en la ciudad de Hato Mayor del Rey.
La actividad comercial no es tan dinámica, pero existen fábrica de block, farmacia, comercio, bancas de lotería, boutiques, el club de Leones y el Benemérito Cuerpo de Bomberos Civiles.
Fue en la sindicatura de Melchor Contin Alfau que se urbanizó el Barrio Puerto Rico, quien delineó sus calles a machetes con una brigada de obreros del cabildo.
Otros pobladores que llegaron conla fundación del barrio son Andrés Díaz (Panadero), el Maestro en albañilería Ezequiel Díaz (Kelito), profesor Roberto Antonio Nuñez (Chory), los padres de Miguel Solano, Profesora Pancha Fabal, Carmelo Barro, Pedro de la Cruz (Padre de Julio Pan y Pepe), Los Ñingales (Negro y Zanayda), Carlos Linares, Victor Rosario, Arturo Santana, Holguin Rodriguez, Pastor Sabino, Toñito Nova, Freddy Soto, Carlito Linares, Profesora Andrea de la Cruz, El Conejo, María Diaz, Agustin Ramirez (Padre de Omar Ramirez), Enemía, Ramón Mota (Mal Querido), Ramón Mota (Popon), Bansí el Gallero, Doña Chana, Andrés Rivera el Panadero, Miguel Rivera y Profesora Leyda, Susano el Cinqueño, Juliño Casasnova, Rosita Severino, el mecánico Aprendí Nieves, y Ramoncito Morales (El Pintor).

En ese Sector se instalo la Primera Emisora de Radio del pueblo, Radio Maguá, fundada por el Pionero de la Radio Don Eliseo Astacio Rondón, otro personaje olvidado en la memoria hatomayorense.

6 comentarios:

  1. Manuel Antonio Vega, ese Barrio tiene una historia muy rica de hombres y mujeres destacadas, pero somos de opinión de que usted apreciado periodista debe completar esta crónica mencionando con mayor amplitud a los primeros pobladores de ese sector, además cabe destacar que fue en la Sindicatura de Don Melchor Contin Alfau que se urbanizó el Barrio Puerto Rico, sus calles fueron delineadas machetes en mano por Don Melchor, además es importante mencionar que ningún familiar ni allegado de ese probo funcionario logró obtener un solar en ese codiciado sector en esa época.

    Ya no recordamos los nombres propios de esos primeros pobladores, pero nos acordamos de algunos de ellos como son Don Andrés Díaz el Panadero, El Maestro Ezequiel Díaz –Kelito-, Profesor Roberto Antonio Nuñez -El Shory-, Los Padres de Miguel Solano, Profesora Pancha, Carmelo Barro, Pedro de la Cruz (Padre de Julio Pan y Pepe), Los Yingales (Negro y Zanayda), Carlos Linares, Victor Rosario, Arturo Santana, Holguin Rodriguez, Pastor Sabino, Toñito Nova, Freddy Soto, Carlito Linares, Profesora Andrea de la Cruz, El Conejo, María Diaz, Agustin Ramirez (Padre de Omar Ramirez), Enemía, Ramón Mota -El Mal Querido-, Ramón Mota -Popon-, Bansí el Gallero, Doña Chana, Andrés Rivera el Panadero, Miguel Rivera y Profesora Leyda, Susano el Cinqueño, Juliño Casasnova, Rosita Severino y El Maestro Aprendí, Ramoncito El Pintor crió a su familia en ese Barrio.

    En ese Sector se instalo la Primera Emisora de Radio del pueblo, Radio Maguá, fundada por el Pionero de la Radio Don Eliseo Astacio Rondón, otro personaje olvidado en la memoria hatomayorense.

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS POR TU INFORMACION... LA TOMARÉ EN CUENTA Y AGREGARÉ TU SUPLICA

    ResponderEliminar
  3. Gracias Hermano, solo trato de colaborar con para que las nuevas generaciones conozcan la historia de su pueblo, a propósito me he quedado esperando tu reacción a mi comentario anterior relacionado con tu primo Bobby Jiménez, ya que como acucioso Periodista y familia de Bobby creemos que no has hecho un trabajo serio y profundo de investigación periodista de su muerte, así espero que Odalis escriba la historia de su otro tío que es Bobby como escribió magistralmente sobre Papolo Vega.

    ResponderEliminar
  4. Vega:respondele a Mesa Tecnica,la clase periodistica,ha mantenido un silencio sepulcral con el caso de Bobby.
    No hay crimen perfecto,alguien viviente sabe algo.
    Por que tanto hermetismo con relacion a ese caso?,Quien y por que fue asesinado Bobby?

    Choclo,Florida

    ResponderEliminar
  5. Gracias Julio Sanchez por tu valioso comentario, tienes tu toda la razón, la clase periodista de nuestro pueblo ha sido cómplice de este crimen por omisión, temor, o corrupción, al igual que las autoridades judiciales y del ministerio público, con honrosas excepciones, así es el caso de Malé, Serafín y Juan, que no me cansare ni callaré reclamando justicia.

    A Ellos este Poema:

    Malé, Serafín y Juan

    Era inverno, un 15 de enero,
    1970, comenzaba el año,
    Ellos fueron asesinados,
    Eran tres intelectuales fraguando ideales
    Eran tres carpinteros construyendo libertades
    Eran tres hijos proletarios
    Eran tres padres del campesino
    Eran tres padres del estudiantado.

    Fueron tres titanes asesinados
    Malé, Serafín y Juan,
    Victimas del dictador y sus sicarios,
    Con su sangre se abonaron
    Los surcos que han paridos voluntarios
    Que defienden a los más desamparados
    a las madres sin techo
    A los padres sin trabajo
    A los ríos y montañas
    Entregadas y explotadas
    Por lacayos de extranjeros.

    Fueron ustedes que sembraron
    Las semillas libertarias
    Que han germinado
    En cada hijo de esta tierra
    Que luchamos por liberarnos
    De los cinturones de miserias
    De la injusticias y la inseguridad

    Todavía el crimen resuena
    En la conciencia de los cómplices y gestores
    De estos criminales de ideales,
    Llegó la hora de que suenen
    Las campanas justicieras
    y que los culpables paguen
    Por la afrenta a esta dolida sociedad.

    Acaso ellos se merecen quedar en el olvido
    Nosotros seguiremos viviendo de impotencia
    Siendo cómplices silentes de esta monstruosidad
    Somos capaces de olvidar a nuestros mártires y héroes
    Seguiremos llorando solos en la oscuridad, no, no lo creo,
    Por eso te llamo hatomayorenses a despertar,
    Llenemos las plazas y los parques
    Gritemos en el campo y la ciudad
    ¡Queremos justicia para Malé, Serafín y Juan!

    Ramón Emilio Peguero
    12 de junio, 2013, 9:39 A.M.
    Santo Domingo, D.N. República Dominicana




    ResponderEliminar
  6. Gritos de Justicia

    Toda la sociedad sigue al grito
    Reclamando justicia
    Por nuestro caídos en manos criminales,
    Sus madres algunas se fueron sin ver resultados,
    Otras siguen llorando a sus hijos asesinados
    Llorando de impotencia Los hijos y nietos
    Que a sus progenitores les arrancaron,
    Cobardes asesinos por encargo
    Que ahora les llaman “Sicarios”,
    Ellos los verdaderos criminales
    Son los que planificaron sus muertes,
    Los que andan sueltos y burlones,
    Porque no tenemos justicia,
    Porque no tenemos prensa independiente,
    Porque carecemos de coraje,
    Porque no tenemos sociedad,
    Llegare hasta la tumba gritando:
    ¡Justica carajo para ellos!
    Para Papolo, Bobby, Malé, Serafín y Juan.

    Ramón Emilio Peguero
    16 de octubre, 2014, 10:07 A.M.
    Santo Domingo, D.N. República Dominicana

    ResponderEliminar