lunes, 8 de diciembre de 2014

IGLESIA CATÓLICA SE REUNE CON LEGISLADORES DE HATO MAYOR Y SPM


Francis Aníbal
SAN PEDRO DE MACORIS.  La Diócesis de esta ciudad realizó este domingo un encuentro con legisladores de las provincias San Pedro de Macoris y Hato Mayor, donde se trató el tema sobre las observaciones que hizo el presidente Danilo Medina a la aprobación en el Congreso Nacional de las modificaciones al código penal.
La actividad fue encabezada por el obispo Francisco Ozoria Acosta y participaron otros sacerdotes como Julio Pascual, vicario pastoral y actual párroco de la catedral San Pedro Apóstol, además de otros sacerdotes, diáconos y ministros.
Los participantes en el encuentro fueron los senadores José María Sosa y Rubén Darío Cruz de San Pedro y Hato Mayor respectivamente.
Además los diputados Juana Vicente y Nelson Arroyo de San Pedro de Macorís y José Alberto Vásquez (Moreno) y Cristobal Castillo de Hato Mayor.

Los legisladores opinaron sobre la aprobación de la modificación del Código Penal y dijeron respetar la opinión de la iglesia en ese sentido.
Algunos de ellos dijeron no entender qué plantea el presidente Danilo Medina, ya que en el documento enviado al Congreso no hay nada lo suficientemente claro.
De su lado, el obispo Francisco Ozoria Acosta manifestó que la iglesia ha sido clara en el respeto a la vida, indicando que están en contra de la observación realizada por el presidente Danilo Medina.
Ozoria Acosta indicó que aunque no esté clara la posición del mandatario en el documento, los miembros de la iglesia están observando de cerca, ya que este es un país presidencialista y ello significa que lo que diga el pesidente es lo que se hace.
El encuentro fue breve y concluyó con la realización de varias fotografías entre los legisladores y los representantes de la Iglesia Católica en esta ciudad.

1 comentario:

  1. IDENTIDAD Y ESTATUTO DEL EMBRIÓN HUMANO

    PONTIFICIA ACADEMIA PARA LA VIDA
    Comunicado final (20 Febrero 1997) de la Asamblea Plenaria de la Pontificia Academia para la Vida, celebrada en el Vaticano del 14 al 16 de febrero.

    Extractos del comunicado:

    "Desde el punto de vista biológico, la formación y el desarrollo humano aparecen como un proceso continuo, coordinado y gradual desde la fecundación, con la que se constituye un nuevo organismo humano dotado de capacidad intrínseca de desarrollarse autónomamente en un individuo adulto (...). No es correcta la interpretación del dato biológico cuando se habla de preembrión.

    "El juicio sobre la naturaleza personal del embrión humano, que es un acto de la mente humana, emana necesariamente de la evidencia del dato biológico, que implica el reconocimiento de la presencia de un ser humano con una capacidad activa e intrínseca de desarrollo, y no de una mera posibilidad de vida.

    "El comportamiento ético de respeto y cuidado de la vida y de la integridad del embrión, exigido por la presencia de un ser humano que debe ser considerado como una persona, está motivado por una concepción unitaria del hombre ('Corpore et anima unus') que debe ser reconocida desde el momento en que surge el organismo corpóreo, su dignidad personal".

    "Desde el punto de vista jurídico, el núcleo del debate sobre la tutela del embrión humano (...) tiene que ver con el reconocimiento de los derechos humanos fundamentales, por el hecho de ser hombre, y exige, sobre todo en nombre del principio de igualdad, el derecho a la vida y a la integridad física desde el primer momento de su existencia.

    "En este gran desafío de la defensa de la vida y de la dignidad del embrión humano, se requiere un empeño particular por parte de la comunidad científica y de las familias, y en ellas del padre y de la madre. La mujer es la primer persona que en su seno está llamada a acoger y a nutrir en el amor y en la dedicación premurosa a aquel que ya es hombre. El papel insustituible de custodia de la vida humana, confiado a la mujer en la maternidad, debe encontrar en la sociedad civil un aprecio y un apoyo activo".

    ResponderEliminar