miércoles, 3 de junio de 2015

Reaparecen los jabalíes en bosques del Este


MANUEL ANTONIO VEGA
Reportaje Especial

HATO MAYOR.- El Jabalí o Puerco Cimarrón, una especie que se creía en extinción desde la aparición de la Fiebre Porcina en 1979, ha reaparecido en Hato Mayor, donde se producen para fines comerciales y hacen vida silvestre en Los Haitises y otros campos del Este del país.
El mamífero, considerado como poseedor de una exquisita carne sin grasa, está siendo reproducido por el hacendado Manuel Morel, quien tiene más de cien ejemplares en cercas en la comunidad de La Sierra, a unos 17 kilómetros al Oeste de Hato Mayor del Rey.
Pero lejos de la finca de Manuel Morel, en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional de Los Haitises, los mamíferos están siendo eliminados por cazadores inescrupulosos.
Los cazadores al parecer con el apoyo de las autoridades de Medio Ambiente, están exterminando la especie, que aún se conservan en el bosque tropical de comunidades como Capote, Los Castellano, El Prieto, El Brinco, y otras de El Valle y Sabana de la Mar, en la provincia Hato Mayor.
Muchos ejemplares han salido del bosque, huyéndole, tal vez, a la sequía, la quema del bosque y la alta temperatura, lo que aprovechan cazadores para dispararle con escopeta.
Esta especie porcina introducida de Europa en República Dominicana, escasearon o fueron exterminados ante la amenaza de la Fiebre Porcina en 1979.
DAÑA EL BOSQUE
Está incluido en la lista de las 100  especies exóticas invasoras más dañinas del mundo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.
El jabalí se adapta a todo tipo de hábitats siempre que disponga de una mínima cobertura y alimento (acuden mucho a los chaparros por la bellota), aunque prefiere los lugares con una vegetación alta donde poder camuflarse (carrasca, aulagas, junqueras, espinos...), y donde abunde el agua (para beber, revolcarse en el lodo o el barro y regular su temperatura).
Sus hábitats predilectos son los encinares y los macizos forestales caducifolios o mixtos, sobre todo si están poco visitados y su nivel inferior es rico en maleza, zarzas y espinos donde pueda revolcarse en seco y al abrigo del viento.
En las marismas, lugares pantanosos del parque nacional Los Haitises, los mamíferos son avistados con suma facilidad, pero una vez se percata de la presencia humana, huye a lo alto, a zonas rocosas.
En caso necesario, nada bien y durante mucho tiempo.
SON RELIQUIAS

Manuel Morel, es un próspero hacendado que tiene 15 años como reliquias y en reproducción decenas de jabalíes en su finca de La Sierra, a 17 kilómetros al oeste de Hato Mayor.
“Yo adquirí cuatro ejemplares, tres hembra y un macho, con lo cual he ido reproduciendo y vendiendo”,, explicó.
Morel adquirió los cuatros ejemplares de mano de cazadores, que lo capturaron en el parque Nacional del Este, en San Rafael del Yuma, provincia La Altagracia, donde también abunda el salvaje animal.
Revela que su carne es sabrosa, pero que es un animal rabioso, capaz de matar gente, cuando tiene hambre.
“La hembra cuando tienen parto y no tienen que comer se comen a los hijos, para subsistir. En varias ocasiones he presenciado la acción en las cercas donde lo tengo”, agregó.
Se recuerda que una manada de jabalí o puerco cimarrón atacó y destrozó la pierna izquierda a la menor de Yovany Díaz, hija de los esposos Domingo Díaz y Juanita Peguero, en la comunidad de Loma Larga, a 27 kilómetros al norte de Hato Mayor. Este hecho ocurrió hace dos años  y alertó a las autoridades, que emprendieron la búsqueda de los animales, pero nunca lo encontraron.
La niña salvó la vida por los gritos que le lograron salir, con los cuales alertaron a los vecinos más cercanos, que corrieron y la encontraron en medio de un charco de sangre, de heridas de mordidas hecha por los jabalí.
Agricultores de Loma Larga, aseguran que han visto manadas de cerdos o puercos cimarrones en los copiosos bosques y montañas de la zona.
Los salvajes animales, se han ido reproduciendo en los bosques y lomas y ya constituyen un problema en la zona.
Cazadores aseguran que ciertamente existen los animales alzados o cimarrones y que lo matan para comer su carne, que está casi libre de grasa.
Los fugitivos animales son más localizados en los potreros 16 y 17 de Loma Larga y El Jobo, donde los bosques aun son prácticamente inaccesibles por la gran cantidad de árboles y marañas que hay.
HISTORIA
La historia recuerda que a principios del siglo XX abundaban los puercos cimarrones, que como agua de río, estaban al alcance de todos y la gente lo cazaba para intercambiar su carne por grano de sal.

Se cree que los fugitivos animales sobrevivieron al programa de matanzas de cerdos que se libró en el país, para exterminar la raza criolla e introducir la producción norteamericana en 1979, bajo el alegato de que había entrado la peste porcina.

1 comentario:

  1. eso no es jabali,jabali es porco selvagen,yo sé deso porque los caço en europa,el jabali es un animal astuto y muy agresivo.eses son porcos de casa,yo soy de portugal,y de dia no miras uno,estes conseguen saltar 8 metros parecen balas y los grandes ni con 4 balas los matas,tienen osos parece aço.aca tienem más comida,y vuestro pais tiene una buena agricultura?se si, te digo que aun exestian,aca tenemos una praga de eso existe a las centenas,es una especie dañina si,y mucho peligrosa.pienso que nuestra espéçie no es buena en climas tropicales.y tengo videos de eso nuestra espécie de jabali es diferente.

    ResponderEliminar