sábado, 14 de enero de 2017

Hato Mayor va para dos meses sin agua

MANUEL ANTONIO VEGA

HATO MAYOR.- Esta ciudad, fundada hacia el 1520 y elevada a provincia en el 1984, mediante la Ley 245, no había tenido una escasez de agua tan dramática como la que sufre actualmente, que solo falta dos días para arribar a los dos meses sin el preciado líquido, por las tuberías del INAPA.
La falta de agua es atribuida a roturas en las redes matrices de distribución desde el batey Alejandro Bass hasta el tanque de almacenamiento en Hato Mayor del Rey.
La crisis de agua ha provocado el surgimiento del un “mercado negro”, de personas que operan tanqueros  y se dedican a abastecer a los hogares a 50 pesos el tanque de 55 gallones y los tinacos a 300 pesos.
Las familias más pobres tienen que abastecerse de pozos artesanales, altamente minados  de parásitos.
Es la crisis de abastecimiento de agua más profunda de su historia, con la generalidad barrios sin el servicio y donde la compra del líquido afecta la economía en los hogares.

La desesperación y el desaliento ha generado aridas protestas en los medios de comunicación locales
La situación se agrava con las respuestas de las autoridades, que han dicho que no pueden ofrecer soluciones concretas al problema, que cada día se agrava.
Horacio Mazara, director del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA), dijo que están evaluando la situación de Hato Mayor, para tratar de dar una respuesta lo más rápido posible.
Admitió la escasez de agua y dijo que se está trabajando en los pozos, cambios de las tuberías y colocación de válvula, para restablecer el servicio.
Mazara, visitó esta ciudad, tras las reiteradas denuncias de la desaparición del líquido por las cañerías del INAPA en los 32 barrios y sectores, de esta ciudad.
Tras la crisis la construcción de pozos artesanales y tubulares se ha incentivado en barrios y comunidades rurales, en el intento de enfrentar la crisis, que afecta a más de 24 mil hogares en esta ciudad.
Además, técnicos han revelado que los pozos para extraer agua del subsuelo con que cuenta el lugar no dan abasto, debido a la gran cantidad de hogares que hay en la ciudad.

Ni el Gobierno ni los políticos han ayudado en nada en paliar la situación, que se agrava con el paso del tiempo y ha provocado desesperación entre sus habitantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada