viernes, 20 de marzo de 2015

El Este, santuario de lagunas naturales que atraen turistas


MANUEL ANTONIO VEGA

HATO MAYOR.- Lejos del turismo de playa, en las llanuras costeras, sabanas y en las alturas de las correas de montañas que forman la Cordillera Oriental, existen múltiples estructuras de aguas, que hacen de esta región Este un verdadero santuario de lagunas naturales.
A pesar de que algunas están siendo afectadas por la deforestación, la pesca indiscriminada y la presencia del depredador pez Gato, son verdaderas riquezas de la naturaleza, que atraen a turistas nacionales y extranjeros.
Las provincias de El Seibo, San Pedro de Macorís, Higüey y Hato Mayor, guardan en sus suelos importantes recursos hídricos, que bien explotado se pueden convertir en un futuro no muy lejano en escenario de investigación científica y de explotación turística, así como recurso para una gigante hidroeléctrica en la región.
Estas fuentes de agua están movilizando a turistas y científicos a conocer y estudiar la zona.
Las lagunas constituyen el eje de la riqueza agrícola y el centro de excursiones de turistas nacionales y extranjeros.
En San José de Los Llanos, un municipio de San Pedro de Macoris, de una superficie 436.46 kilómetros cuadrados, divididos en cinco secciones y 54 bateyes es el santuario y patriarca de los humedales, con más de 35 estructuras naturales.
Estas grandes, medianas y pequeñas reservas de agua, se han convertido en atajos de turistas y motivo de investigación científica en la región Este.
Sin embargo están amenazadas a desaparecer por la pesca indiscriminada y una sigilosa tala de árboles.
Máximo Mercedes, ingeniero en minas y ambientalista de la zona, asegura que estas lagunas son ríos subterráneos, que vienen de Los Haitises, corren en desahogo al Mar Caribe y hacen erupciones en las fallas geológicas de la capa tectónica, dando lugar a los lagos y humedales.
Productividad San José de los Llanos es considerada como una de las zonas con más fuentes de agua de este tipo en la República Dominicana.
Técnicos ambientalistas explican que la existencia de estas lagunas obedece a la alta pluviometría que se registra en este agrícola municipio, que tiene como su principal producción el arroz y la caña de azúcar.
La gran cantidad de agua que cae, y la que se mantiene en las reservas de las lagunas, mantiene activa la productividad y provoca las visitas constantes de turistas, técnicos ambientalistas y científicos.
Su presencia es tan acentuada que los agricultores no necesitan modernos sistemas de irrigación para plantar sus productos.
También destaca la pesca, que es el principal atractivo que aportan los humedales.
RECONOCIDAS
Las lagunas lucen en buen estado y que se han creado instituciones para su protección.
Los Anones, Mallén, Pachequito, La Piedra, La Polea, La Cueva, Rodeo, Mata Caliche, Hundidero y Los Palos, están entre las lagunas más conocidas de la provincia.
A Los Anones le deviene su nombre por la acentuada presencia en su entorno del árbol de Anón, así como a La Piedra por la presencia de rocas en sus alrededores.
FLORA Y FAUNA
La planicie donde se encuentran las lagunas y humedales en Los Llanos permite una impresionante riqueza de flora y fauna.
La presencia de árboles centenarios y copiosos pastizales ayudan a su protección, siendo en ocasiones difícil de acceder a algunas de las reservas.
Al volar, las aves, algunas de ellas endémicas y otras introducidas, forman carreteras y curvas aéreas, que invitan a las fotografías y filmes.
Entre las aves que se aprecian en estas formaciones de agua, están los patos.
Reserva en peligro
A las principales lagunas, pescadores están lanzando “chinchorros” y, en su entorno, la tala de árboles hace notable la disminución de sus aguas.
La tala es auspiciada por agricultores y colonos, que prefieren sembrar el palo dulce y una mata de plátano o yuca a tener estos recursos naturales a su lado.
También los agroquímicos aplicados en las colonias de cañas y otros cultivos han causado la muerte de aves que viven de insectos y peces de las lagunas.
HATO MAYOR
Muy oculta, porque el camino de acceso prácticamente se ha borrado, después de la salida de los campesinos del Parque Nacional de Los Haitises, está la laguna Orleans, con un entorno indescriptible y donde saltan fuera del agua por su abundancia los camarones, jaibas, tilapias, robalos, anguilas y otras especies acuáticas.
La Orleans se encuentra bordeada de montañas en las que se puede apreciar que alguna vez hubo presencia humana.
Para acceder al lugar, el visitante tiene que caminar en medio de lodazales, arbustos y enredaderas, pero al final, al bajar a la zona, que es desconocida para muchos, el visitante es abrigado por la pasividad de las  cristalinas aguas.
Aquí las hicoteas forman anillos al salir de las aguas a calentarse, logrando que el visitante reciba una vista impresionante en el entorno del lago o reserva científica.
Orleans es de agua dulce y tiene una profundidad de unos 5.7 metros en sus medios y de 1.4 en sus riberas, está a más de 350 metros sobre el nivel del mar.
LAGUNA CLARA
Situada en una llanura y en terreno del Consejo Estatal de Azúcar, división (CEAGANA),  a Laguna Clara se le tiene como uno de los recursos hídricos más importante en el municipio de El Valle.
Sin embargo, la tala de árboles sobre arroyos subterráneos que le suplen de agua, están provocando una drástica disminución del líquido, así como de los árboles que la protegen.
La Clara está localizada en la comunidad de Tuningo, sección San Rafael, a unos 50 kilómetros al norte de Hato Mayor y a 10 al sur de El Valle.
Está rodeado de guárano, capá, guayabo, palma real, naranjo, pinos, javillas y otras especies importantes, tiene una extensión de 150 metros y una profundidad en sus medios de 4.7 metros y en sus orillas de 1.6 metros.
El pastoreo de animales en fincas privadas que la rodean y la  tala de árboles amenazan su existencia.
LOS HICACOS Y PRIETA
En esta zona,  más al oeste de La Clara, están las lagunas de Los Hicacos y La Prieta, que se nutren de aguas subterráneas y arroyos que brotan de la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Los Haitises.
GEOGRAFÍA Y RELIEVE
El Valle, es el municipio de Hato Mayor que cuenta con el sistema montañoso más extenso, en cuadro geomorfológicas, se extiende hasta Sabana de la Mar y la región Caliza de Los Haitises
Existen muchas grietas subterráneas, siendo esta una extensa plataforma cársica de 1,600km², con elevaciones máximas de 200 hasta 250 metros sobre el nivel del mar, la cual se origina en la zona de Los Haitises circulando a través de 80 kilómetros que terminan en Cabo Engaño.
Entre las aves que aun están presentes y en peligro de extinción están el perico, que es endémico, también habitan, Garza de Rizo, Garza Azul, el Rey Congo y la Garza Real.
EL SEIBO
El turismo o la industria sin chimenea ha despertado el interés de inversionistas nacionales y extranjeros, pero en Miches, un municipio de la provincia El Seibo, los humedales y lagunas naturales, reservas científicas por excelencia, han logrado atraer a cientos de turistas que movidos por la curiosidad buscan conocer de sus entornos y viajar por sus cristalinas aguas para pescar y capturar moluscos y crustáceos.
Unas 10 lagunas y pequeños lagos existen en el municipio de Miches, siendo las más destacadas La Redonda, de agua salada y Limón de agua dulce, donde acuden en masa turistas que se hospedan en los hoteles de Bávaro, Higüey.
La diversidad de flora y fauna son los motivos principales que llevan a turistas europeos y estadounidenses visitar estos santuarios de agua, donde “papá Dios” puso todo empeño para obligar a los humanos a abrazarse a la naturaleza.
Estas reservas científicas son controladoras de la temperatura al absorber el calor y menguándolo en su proceso de elaboración del agua, creando un ambiente agradable en sus entornos, que tanto gusta al turista.
Guiados por Tours Operadores, establecidos en los hoteles de Bávaro, Berón y Punta Cana, en Higüey, los turistas una vez llegan a las lagunas Limón y Redonda, gustan montar en pequeñas embarcaciones, que lo llevan a permanecer hasta dos horas sobre las apacibles aguas y pescar moluscos, tilapias, róbalos, camarones, almeja y caracoles, engulléndose algunas de estas especies que son comestibles.
REDONDA
Esta reserva científica, con 7 kilómetros cuadrado y de una profundidad promedio de unos 1.4 metros, es de agua salada y se caracteriza por ser costera, es decir, sus aguas colidan con las de playa Esmeralda, que da una  vista impresionante y donde turistas se pasan horas produciendo fotos y filmes. Se localiza en la comunidad de Los Surabos o Montaña Redonda.
Sus aguas son claras y  el fondo es arenoso, lo que permite que en sus medios turistas abandonen las embarcaciones para tocar la suave arena, que soporta el peso del agua.
A la Redonda le entra el caño de Celedonio, que le  suministra agua salada del Océano Atlántico y el Caño Negro, que la suple de agua dulce, que se desprenden las empinadas montañas de Nisibón.
Fue declarada Reserva Científica en 1983, para proteger la fauna y flora que le rodean, pero esto ha sido infructuoso para las autoridades de Medio Ambiente y la Marina de Guerra, que tienen estafetas con vigilantes para su “cuidado y protección”.
El Seibo tiene unas 10 lagunas costeras; Hato Mayor 2 y La Altagracia una, según datos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.
LAGUNA LIMÓN
Bañada por las aguas de arroyos que atraviesan la carretera Miches-Higüey, la Laguna Limón, tiene una profundidad de 1.4 metros de profundidad.
Rodeada de ciénaga y manglares se ha convertido en la predilecta para las excursiones de turistas, que utilizan embarcaciones hasta para pescar.
La separa del mar una sabana o banco de arena.
HIGÜEY
Laguna Bávaro está localizada entre El Macao y Cabo Engaño y constituye un refugio de vida silvestre y atracción ecoturística.
Se caracteriza por presentar un sistema lagunar importante, constituido por las Lagunas de Bávaro o Laguna del Cuerno, con una captación de 43 kilómetros cuadrados de cuencas y de agua salobre.

Se han reportado más 300 especies de plantas, nueve de ellas endémicas de la Española, y tres especies de estas están consideradas como amenazadas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario