viernes, 21 de diciembre de 2012

Se fuga probó cárcel El Seibo; Procurador ordena investigación

Manuel Antonio Vega

EL SEIBO.- El control de la cárcel General Pedro Santana en El Seibo, Juan Carlos Peguero Encarnación (Manota), se habría fugado durante la hora de almuerzo, lo que provocado una exhaustiva investigación por parte de la Procuraduría General de la República, confirmaron los fiscales de El Seibo y Hato Mayor.
La Procuraduría General de la República designó a los fiscales Henry Estévez  y Manuel Emilio Santana Montero, de El Seibo y Hato Mayor, respectivamente, quienes darán un informe detallado de lo ocurrido y establecer responsabilidades de posibles cómplices.
Un amplio dispositivo policíaco-judicial se ha establecidos en carreteras y caminos de la región Este, tras la búsqueda de Manota, considerado un preso peligroso.
La fuga de Juan Carlos Peguero Encarnación (Manota) se produjo del mismo recinto, según las investigaciones, pero militares del penal, han dicho que fue durante un chequeo médico en un centro clínico de El Seibo, que no se ha identificado.
Manota, considerado el terror del penal, era hombre de confianza de la Dirección General de Prisiones y caminaba y se movía para donde quiera, incluso se le veía en colmados y farmacias de compra.
La fuga se habría producido pasado las 11:00 de la mañana, pero no fue hasta en horas de la tarde que se habrían enterado los militares del penal.
El fugado era el “Rey” de las palizas y torturas a reos que llegaban nuevos al penal, quienes tenían que pagarle una cuota de entrada, de cuya acción tienen conocimiento las autoridades del penal.
Cumplía una pena de 20 años por atracos con agresión contra el ganadero Pedro Mejía de Hato Mayor.
Aunque su residencia está en la Capital Dominicana, manota tiene familiares en Hato Mayor, donde pudiera estar oculto, hasta abandonar la zona, sospechan las autoridades.
"Manota", junto a Moisés Suero Morillo, fue condenado en el año 2009, a 20 años de prisión por habérsele ocupado unos 56 mil 660 pesos, que habrían sustraído al empresario lechero Pedro Julio Mejía, a quien también dejaron moribundo con varios impactos de bala, en un hecho que ocurrido en la comunidad de La Sierra, a unos 14 kilómetros al oeste de Hato Mayor.
La versión dada a conocer por autoridades de la cárcel da cuenta de que Peguero Encarnación, quien ocupaba la posición de encargado de "disciplina" en el recinto penitenciario, escapó en horas de la tarde, luego de haber salido al patio acompañado, supuestamente, por mayor del Ejército Nacional, quien ahora está en la búsqueda del fugitivo.
Se informó que "Manota" enteró de su planificada fuga a su lugar teniente en el penal, otro reo identificado como "Julio", ex militar, quien está encerrado por homicidio.
Este recluso habría recibido, cerca de las 12:00 del mediodía del jueves, una llamada de "Manota", donde lo instruyó para que se repartieran sus propiedades, en el penal, porque él no regresaría.
El prófugo era el interno con mayores privilegios en el penal, donde se identificaba como el "Control" y a pesar de las denuncias recibidas por la Dirección General de Prisiones y en la Procuraduría General de la Repúblicas, sobre golpizas dadas por él y su grupo a otros reos, las autoridades se negaban a su traslado.
Las autoridades informaron que "iniciaron un amplio operativo" en busca de dar con su paradero, mientras se realiza una "exhaustiva investigación" con relación a la fuga. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada