miércoles, 4 de enero de 2017

HISTORIA: Primer carnaval popular de Hato Mayor


MANUEL ANTONIO VEGA

HATO MAYOR DEL REY.- Esta  ciudad se vistió de  alegría y vivió un esplendido derroche de creatividad popular durante los días 23,24 y 25 de febrero del 2001, con el “Primer Carnaval de  Hato Mayor”, organizado por la gobernación provincial, apoyado además por clubes, fundaciones, instituciones sociales, el comercio y el empresariado local.
Un inmenso público  de diferentes barrios y comunidades, que aplaudían y disfrutaban plenamente del alboroto y la algarabía, llenó por tres días las calles y el parque Mercedes de la Rocha, escenario escogido para tan significativo y ya histórica fiesta de la cultura.
Entre las carrozas y comparsas que dieron un novedoso ingrediente y tuvieron una magistral  participación figuran el club Marcelino Vega, ganador del primer lugar en carroza; “Los Gatos” de Juan Balbuena, Mois Haché con su Róbame la Gallina, Villa Ortega, Yerba Buena, entre otros.
El carnaval que contó con el patrocinio  de empresas, comerciantes y algunas instituciones del  Estado tuvo un costo superior al medio millón de pesos. La primera versión del Carnaval popular de Hato Mayor contó con el respaldo económico  de empresas de de la talla de Brugal y Compañía, Pepsicola, Comisión Presidencial para el Desarrollo Provincial, SEDEFIR, Pro-Comunidad, INAVI, el general Jorge Zorrilla Ozuna, Nicolás Casasnovas, Baby Papaterra, César Polanco, Mártires Díaz. Además Bacho Barriola, Iván Morales, Sabino Mota, Silvio Upia, Empresas Barceló, Miguel Andrés Berroa, Secretaria de Estado de Turismo, entre otras públicas y privadas.

El primer día del carnaval, 23 de febrero, estuvo dedicado a los niños, el segundo día era de animales disfrazados y el  domingo 25 fue el desfile de carrozas y la participación de las comparsas.
Cada comparsa eligió un tema musical alegórico al carnaval con el cual desfilaron bailando y gozando entre la multitud. La concurrencia se asemejó a un mitin político.
Fue una iniciativa de la gobernadora Bahirma Morales, quien puso un interés especial en rescatar algunas tradiciones culturales, desaparecidas con el paso de los días.
La celebración del carnaval es una costumbre en la mayoría de los pueblos cristianos, pero sus modalidades actuales se acercan más a los actos sacramentales del Medioevo español.
En el carnaval se hace una ruptura con la cotidianidad y se pasa a la representación simbólica de la realidad. Por esto las máscaras, la exageración, el sarcasmo y lo atrevido son partes fundamentales de la fiesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada