miércoles, 11 de enero de 2017

Laguna Cristal, un manantial nautral en Samaná


MANUEL ANTONIO VEGA
Fotos/Juan Sangiovanni

SAMANÁ.- Recostada en la falda de una las montañas que forman el parque nacional Los Haitises y rodeada de árboles centenarios, está  “Laguna Cristal”, uno de los cenotes o manantiales de agua dulce más  impresionante y extravagante del país.
Este monumento de agua cristalina, regalado por la madre naturaleza es único en la zona, por lo que tiene que ser protegido y explotado turísticamente, con sumo cuidado, para proteger el ecosistema y la biodiversidad que le rodea.
Es un área protegida, ubicada en la falda de una de las montañas que da inicio al parque nacional Los Haitises por la línea divisoria de las provincias de Monte Plata, Samaná, María Trinidad Sánchez y Duarte.
El color cristalino de sus aguas, lo adquiere, según los lugareños, por la penetración de los rayos que deja caer por las copas de los árboles, el astro Sol.
Si te detiene a observar con detenimiento, podrás notar que en tus ojos se refleja, según la temperatura del sol, como cambian los colores de sus aguas de natural a verde turquesa turquesa hasta casi azul milenio. Los más escépticos de la comunidad, creen que la cristalidad del agua le llega por la profundidad del lago.
Es una suspensión rodeada de agua en medio del bosque tropical, donde las bellezas escénicas naturales, obliga los chapuzones.
En sus zonas adyacentes se acunan muestras significativas de bosques húmedos y pluviales, que contribuyen de manera significativas a la condensación del vapor de agua de los vientos alisios, que provocan lluvias acentuadas en los llanos costeros del Este
Está además al lado del asentamiento humano conocido como Cristal, con una población aproximada a los 700 habitantes, que viven de la producción agrícola, la  ganadería y la pesca en las aguas del cenote, el caño que sale de él y del río Barracote.
Su nombre de Laguna Cristal, al parecer se lo ganó en buena lid, pues sus aguas cristalinas, parecen ser una inspiración del Dios creador.
Aunque se tienen datos de la existencia del cuerpo de agua desde la postrimería  del siglo XIX, que se establecieron asentamientos humanos, la belleza y fragancia de este apacible lugar, es poco conocido.
Su profundidad ha sido estimada por el ministerio de Medio Ambiente como de unos 200 metros, aunque los lugareños dicen que es “impensada”, y te hablan de un hecho y que ya tienen como   leyenda, que arrastran desde el siglo XX, que da cuenta que un camión cayó a sus aguas y no se supo jamás del aparato.
Es alimentada por las aguas subterráneas de los mogotes o elevaciones montañosas de Los Haitises.
De su espaciosa charca, nace un canal o arroyo con 1.2 kilómetros de longitud  navegable, que alimenta al caudaloso río Barracote, que desemboca en la bahía San Lorenzo.

El arroyo que nace del escape de agua de Laguna Cristal, está cubierto por una tupida y exuberante vegetación, donde se pueden avistar aves nativas e introducidas, que con su trinar hacen creer que se está en un lugar para soñadores  y escritores de novelas y poesías, para despertar o alimentar la musa.
Llegar a la confluencia donde se fusionan o mezclan las  aguas brotadas del cenote  con las del río Barracote, es encontrarse con un “hormiguero” de pescadores artesanales que utilizan  nylon, masa de alevines de camarones y  lombrices como cimbel o señuelo, para la captura de peces de agua dulce.
¿CÓMO LEGAR?
Localizada en la comunidad de Cristal, en Sánchez, provincia de Samaná, este tesoro escondido tiene la particularidad de que se puede llegar por la vía marítima, recorriendo más de 30 millas náuticas, zarpando desde los embarcaderos de Caño Hondo, en Sabana de la Mar, Sánchez y el de Samaná, recorriendo las tranquilas aguas de las bahías de San Lorenzo y  Samaná.
También se llega por aire, utilizando helicópteros que aterrizan en potreros del poblado de Cristal y  por tierra en vehículos y motocicletas.
La aventura más fascinante, y sin riesgos es la que se realiza partiendo desde el embarcadero del río Caño Hondo en Sabana de la Mar, porque luego de recorrer  por debajo del túnel de la carretera acuática-ecológica, formada por el espeso follaje de los  mangles rojo y blanco, se llega a la bahía de San Lorenzo, de donde se observan las formaciones cálcicas de mogotes y cayos de los pájaros hasta llegar a la desembocadura del río Barracote.
En la bahía San Lorenzo el avistamiento de aves no tiene parangón y quien ama el orniturismo, la observación de aves, puede hacerse rico solo haciendo fotos para revistas, periódicos y calendarios.
El recorrido por agua desde Sabana de la Mar, Sánchez y Samaná se realiza en cuatro horas ir y regresar al lugar de partida, sin percances.
Por vía terrestre desde Santo Domingo, hay que tomar la autovía de Samaná hasta llegar a la comunidad de El Guaraguao, para partir hacia el trayecto que te lleva al poblado de Cristal.
Luego que se abandonan las bahías, la embarcación te transporta por el caudaloso río Barracote hasta el caño de agua cristalina que te conduce al impresionante cenote, Laguna Cristal.
Las condiciones naturales que presenta el arroyo o canal y la anchura del cauce del río Barracote, es apto para desarrollar actividades de explotación y vocación turística, como canotaje y travesía en Kayak en sus cauces.
También el grueso follaje que cubre el caño que brota del cuerpo de agua puede ser explotado para el orniturismo o la observación de aves, así como el  cruce en tubos y senderismo
Organizar y desarrollar el senderismo para la observación de aves, podría potencializar el ecoturismo y generar beneficios a los nativos y residentes en la comarca de Cristal, que ya se organiza.
Para el geólogo e ingeniero en mina, Máximo Mercedes, Laguna Cristal, es el producto formado por la interrupción en su trayectoria de un río subterráneo, torciendo notablemente la dirección que traía para aflorar y dar paso la charca, que hoy es un atractivo turístico.
RECOMENDACIONES
Recomendamos que no se aventure a viajar por su cuenta por las aguas marinas, para llegar a Laguna Clara, sin contar con las orientaciones de “los sabios” de la naturaleza, que son los guías turísticos.
También si va a realizar la excursión por la vía marítima, es recomendable que lleve chaqueta, sombrero o gorra a la cabeza, porque en horas de la tarde el sol no tiene misericordia humana.
FAUNA Y FLORA
En las aguas del cenote y la especie invasora conocida como pez gato o gabres.
Medio Ambiente tiene que hacer algo urgente con el pez gato, porque está desarrollando de manera vertiginosa en Laguna Cristal, el caño del mismo nombre y el río Barracote, exterminando con las especies nativas
En las copas de los árboles de las inmediaciones del hermoso lago, se aprecian cocos blancos (Euridicimus Albus, carraos, Garza Ganadera (Bulcucos Ibis), Aura Tiñosa (Cathaltes aura), Cra crá (Buterides Virescens), Julián Chiví (Vieo altiloquus), Carpinteros (Malenerpes  Striatus), Guaraguaos (Buteo jamaicensis). Cuyayas (Falco sparverius).
El acentuado follaje y la diversidad de árboles convierte sus alrededores en refugio de aves nativas e introducidas.
En las paredes arcillosas del lago y el canal que sale de él, se pueden ver las cuevas donde viven jaibas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada