miércoles, 9 de agosto de 2017

Rambután, fruta que cura el cáncer y la diabetes se cultiva en El Valle

 La extraña, pero sabrosa fruta posee un alto contenido nutritivo y curativo, siendo usada para tratar el cáncer, la diabetes, el sida y otras dolencias

MANUEL ANTONIO VEGA

EL VALLE, Hato Mayor.- El descubrimiento en los campos del agrícola y minero municipio de El Valle, de la exótica fruta de Rambután, ha causado un gran revuelo entre los habitantes de este  municipio, que ahora la tienen como su fruta favorita a comer.
La consideran como una fruta extraña, rara, pero la consideran sabrosa y con un sabor a limoncillo.
El fruto se produce dentro de un caparazón peludo, que va cambiando de color según va llenando. Cuando ya está madura, el color es rojo.
La rara fruta es originaria de Malasia, pero se produce además en Indonesia y Filipina.
La fruta está siendo cultivada en la empresa de palma aceitera, Inasca Agroindustrial, en El Valle, de donde lugareños han extraídos plantas y la han reproducidos en patios y campos del agrícola municipio.
“Esa fruta yo  nunca la había comido, mi esposo trajo una matica de Inasca, es muy dulce y me han contado que sirve para curar el cáncer”,, revela Miledy Cornelio, esposa de don Porfirio Santana, quien labora para la empresa Inasca, que está cultivando la exótica fruta.
Don Porfirio Santana, escuchó que la fruta sirve para curar el sida, cáncer y la diabetes, amén de que corrige la circulación.
“Al ver de los efectos curativos de la fruta, hemos hecho un pequeño vivero, para seguir cultivando la rara, pero curativa fruta”, expuso don Porfirio Santana a Diario Libre.
El fruto que guarda en el interior es similar a una fruta de tamarindo. Bueno así lo llaman los campesinos de El Valle. Es muy jugosa y  semilla es muy destacada.
Se trata de una fruta dulzona, muy agradable al paladar y de consistencia similar a la de las uvas. También se le conoce en Centroamérica como "mamón chino".
De acuerdo a la literatura que tratan la curiosa, pero delicioso fruta, la misma posee propiedades nutritivas, que favorecen la salud humana.
Es rico en hidratos de carbono, por lo que su valor calórico es elevado.
Contiene vitamina C y otras vitaminas hidrosolubles del complejo B, entre ellas el ácido fólico. Abunda el potasio y en menor cantidad están presentes otros minerales tales como el magnesio.
Se destaca que mejora el tránsito intestinal al contener fibras
La vitamina C que posee interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones.
Es dulce, fácil de comer; basta con partirla por la mitad y quitarle el hueso central.
Los niños son quienes más la consumen, pero se recomienda a jóvenes, los adultos, los deportistas, las mujeres embarazadas o madres lactantes y las personas mayores.
La fibra previene o mejora el estreñimiento, contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glucemia (niveles de azúcar en sangre) en la persona que tiene diabetes

No hay comentarios:

Publicar un comentario